100 días para ser feliz

Somos muchas las personas que, en más de una ocasión, hemos tomado la clara decisión de ser felices. Suele ser una de esas ideas que aparecen cuando, por algún que otro motivo, revisamos nuestra vida y nos damos cuenta de que podríamos vivirla más y mejor. Así que, con gran motivación, ponemos nuestro empeño en hacer todo tipo de cambios que nos permitan alcanzar nuestro decidido objetivo: la felicidad.

Pero también somos muchas las personas que, al cabo de un tiempo (incluso de un tiempito muy pequeñito), vamos dejando poco a poco a un lado nuestra alegre hazaña. Esa motivación vital del principio acostumbra a diluirse con antiguos hábitos y poco compromiso y solemos autojustificarnos culpando a la falta de tiempo, a las prisas, a “lo urgente, primero” y a un sinfín de excusas más. Este batiburrillo es, en realidad, un intento desesperado por reducir un poco el cargo de conciencia y liberarnos de nuestra propia responsabilidad. Pero, en el fondo, sabemos que la piedra en el camino que nos ha impedido lograr nuestro objetivo tiene nuestros mismos nombres y apellidos.

Todo esto no significa que no queramos una vida feliz. Quizás, es más bien al contrario. Perder de vista tan rápido y de cualquier manera nuestras ganas de felicidad no es más que un síntoma de que la necesitamos ¡y mucho! Así que, lejos de rendirnos por no haberla conseguido, es el momento de decidirnos de nuevo y volver a intentarlo con todo.

Pregúntate todas las veces que haga falta qué es lo que realmente te hace feliz y no dudes en ir a por ello. Posiblemente, descubrirás que lo que hace vibrar fuertemente a tu corazón no son grandes, complicadas y extrañas cosas sino que, en realidad, son personas, historias, momentos y sentimientos que ya tienes la suerte de tener en tu vida. ¡Sí, sí! ¡En esa vida que parece tan rutinaria, ajetreada y algo desorganizada! Estamos rodeados de mucho de lo que necesitamos para ser verdaderamente felices, pero muchas veces se nos pasa por alto y no nos damos ni cuenta de que lo tenemos justo al lado. Es precisamente esa falta de consciencia la que nos impide disfrutar al máximo de lo que realmente queremos (y resulta que ya tenemos). Por eso, hoy me gustaría compartir contigo un precioso proyecto cuyo objetivo es ayudarnos a ser más felices gracias a la magia de los pequeños grandes detalles que vivimos día a día.

¿Puedes ser feliz durante 100 días seguidos?

A finales del año 2013, Dmitry Golubnichy se dio cuenta de que no era feliz. Tenía un trabajo genial, unos padres y amigos maravillosos y había podido hacer casi todo aquello que se había propuesto pero, a pesar de ello, no conseguía ser feliz. La tristeza se iba apoderando de él y cada vez se sentía más desafortunado por tener la vida que tenía. No fue hasta que viajó a su ciudad natal cuando su gente de siempre lo ayudó a darse cuenta de que, en realidad, todo aquello que ansiaba y quería, ya lo tenía en su vida. Sólo debía darse cuenta de ello y disfrutarlo al máximo para volver a ser feliz.

Fue entonces cuando comprendió que el problema no se encontraba en la vida que tenía sino en su manera de vivirla y apreciarla. Debía cambiar sus prisas por todo, su desconexión automatizada y su poca gratitud para poder redescubrir lo maravilloso de su vida. Así que con este objetivo se propuso un gran reto: durante 100 días buscaría al menos una cosa cada día que de verdad le hiciera feliz y lo compartiría en sus redes sociales para que su felicidad llegase la más lejos posible.

Los primeros días fueron los más complicados, ya que a veces parecía imposible encontrar un solo motivo para ser feliz. Pero a medida que iban pasando las semanas se dio cuenta de que, cuanto más buscaba la felicidad a su alrededor, más aparecía y más intensa se volvía. Su reto improvisado estaba funcionando y pronto su tristeza dejó paso a una auténtica alegría que resonaba en su corazón.

Al poco tiempo, varios amigos y familiares le preguntaron si podían unirse y, en pocos meses, centenares de personas estaban compartiendo sus felices retos. Así nació 100happydays y a día de hoy ya se han unido a la iniciativa ¡más de 8 millones de personas!

http://escribiendounabrazo.com/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *